Support & Downloads

Quisque actraqum nunc no dolor sit ametaugue dolor. Lorem ipsum dolor sit amet, consyect etur adipiscing elit.

s f

Contact Info
198 West 21th Street, Suite 721
New York, NY 10010
youremail@yourdomain.com
+88 (0) 101 0000 000
Follow Us
Cómo moverse por Londres: Guía de transporte público, bicis, taxis y Uber

Cómo moverse por Londres: Guía de transporte público, bicis, taxis y Uber

Descargáte la App de SpainU y accede a toda la información para españoles en Londres.

Londres es la segunda ciudad más grande de Europa con casi 9 millones de habitantes, más de 1.600 kilómetros cuadrados y 32 distritos. Con estas dimensiones, la mejor manera para moverse de un punto a otro y disfrutar de ella es utilizar el transporte público, aunque también hay otras opciones como las bicis, los taxis o Uber. A continuación, te hablamos de las diferentes posibilidades que existen para que puedas valorar cuál es la que más se adapta a tus necesidades.

LOS AUTOBUSES EN LONDRES

Los autobuses de Londres son conocidos en todo el mundo por su color rojo y sus dos pisos. Lo que quizá no sepas es que cuentan con una red formada por 700 líneas, más de 19.500 paradas distribuidas por toda la ciudad y cuatro tipos diferentes de autobuses:

  1. Líneas regulares. Estos autobuses operan de día, desde las 6 am hasta media noche, y van de la línea 1 a la 599.
    2. Autobuses nocturnos. Se identifican porque tiene una ’N’ junto al número de línea y operan desde media noche hasta las 5:30 am. Antes de subirte a uno de ellos debes se saber que las rutas de los autobuses ’N’ no son las mismas que los que operan de día. Por ejemplo, la línea N50 no hace el mismo recorrido que la 50, así que te recomendamos que consultes la ruta con antelación.
    3. 24h tour. Estos autobuses circulan ininterrumpidamente durante todo el día y se identifican porque llevan escrito ‘24H’ junto al número de la línea.
    4. Autobuses locales: recorren solamente cada barrio, pero sin salir de él. Llevan la inicial de cada barrio para identificarlos y no confundirse con los demás.

Además, no existe un mapa oficial en el que se unifique toda la red de paradas de autobús de la capital británica. Así que, lo mas sencillo para ubicarse y poder moverse en autobús por Londres es consultar el mapa de la ciudad que encontrarás en cualquier marquesina. Otra opción es la de utilizar alguna aplicación móvil como Google Maps o Cittymaper, que te indicarán cuál es la ruta más rápida y la línea de autobús que tienes que coger.

Para poder subirte a un autobús en Londres tienes que tener una tarjeta de transporte Oyster o Travelcard (enlazar al artículo en el que hablamos de ellas) cargada con la que poder pagar el viaje o una tarjeta bancaria con contactless. En la actualidad ya no está permitido el pago en efectivo. El precio de un billete sencillo es de £1,50 con la Oyster card. En caso de que montes en autobús más de una vez durante el mismo día, tienes que saber que esta tarjeta de transporte tiene un límite diario de £4,5. Es decir, una vez que llegas a dicho tope, podrás coger el autobús o el metro todas las veces que quieras durante el mismo día sin pagar ni una libra más.

Por último, ¡no te olvides de indicarle con la mano al conductor del autobús que pare! Aunque hay algunas paradas de autobús en las que el conductor para siempre (marquesina con fondo blanco y círculo rojo = siempre para; marquesina con fondo rojo y círculo blanco = no para siempre), lo más habitual es hacerle una indicación para evitar problemas.

EL METRO EN LONDRES

El metro de Londres es la mejor opción para moverse por la capital, ya que es el medio de transporte más rápido. Conecta toda la ciudad y sus alrededores con 11 líneas, diferenciadas por colores, y 274 estaciones. Además, está dividido en 9 zonas radiales con diferentes tarifas.

El precio de un billete sencillo en el metro de Londres puede resultar algo caro y dependerá de las zonas entre las que te muevas:
– Zonas 1-3: £4,90
– Zonas 1-5: £5,90
– Zonas 1-6: £6

Una manera de pagar menos por viajar en transporte público en Londres es utilizando la Oyster card, tarjeta recargable con la que el precio del billete sencillo es más económico.

El horario del metro de Londres es de lunes a domingo de 5:00 am hasta media noche y la frecuencia con la que pasan los trenes suele ser de 3 minutos. También hay algunas líneas nocturnas que operan hasta las 4:30 am: Central, Jubilee, Northern (la que va a Charing Cross) , Victoria y Picadilly (peron no la de Acton a Uxbrigde). La frecuencia con la que pasa el tren en este caso oscila entre los 8 y 20 minutos, y el precio del billete es el mismo que el del metro diurno.
Junto a las líneas tradicionales, existen otras dos algo diferentes: el Overground y la DLR. Ambas están integradas en la red del metro de Londres y funcionan prácticamente igual, la diferencia es que ninguna de ella va bajo tierra. El precio y los horarios son los mismos, pero la Overground rodea todo el centro de Londres, mientras que la DLR se mueve por la zona de Docklands y a ambos lados del río.

LOS TRENES EN LONDRES

Utilizar el tren en Londres es una alternativa bastante popular y segura. Cuenta con nueve líneas que conectan la ciudad con regiones alejadas del centro y ofrece trayectos de larga distancia. Muchas de las estaciones están conectadas con el metro, la DLR y los autobuses, lo que resulta muy cómodo para realizar transbordos.

Los billetes de tren se pueden comprar en las oficinas autorizadas o en las máquinas expendedoras que hay dentro de cada estación y el precio varía según el día, el horario y el destino. Existen 5 tipos de tickets para viajar en tren en Londres:

Advance tickets: billetes de un solo viaje.
Off-peak: billetes de ida y vuelta para utilizar fuera de las horas puntas.
Anytime: billetes que sirven de ida y vuelta en cualquier hora del día.
Season: billetes que permiten viajar dentro de un período determinado y entre las dos estaciones elegidas.
Railcards: tarjetas para jóvenes de entre 16 a 25 años, grupos de amigos o familia, personas de la 3º edad o personas con movilidad reducida, que permite ahorrar 1/3 del precio de la tarifa.

También se pueden utilizar las tarjetas bono como Oyster y Travelcard, recomendadas para trayectos dentro del área metropolitana de Londres.

En cuanto a los horarios, cada tren tiene su propio horario. No obstante, el servicio general de trenes suele ser entre las 5:00-6:00 am hasta las 23:00h. Para más información, consulta los horarios en la página oficial del National Rail.

BICICLETAS DE ALQUILER EN LONDRES

Una alternativa al transporte público tradicional en Londres son las bicicletas de alquiler. La capital británica está adaptada con infinidad de carriles bici y, además, es la forma más ecológica de moverse por la ciudad.

Este sistema público de alquiler de bicicletas se llama Santander Cycles y está disponible junto a 700 bocas de metro las 24 horas del día. Las bicicletas se pueden coger en cualquiera de estos puntos y devolverse en cualquier otro sin ningún cargo adicional.

El precio del alquiler de estas bicis es de £2 al día, con trayectos de menos de 30 minutos gratuitos incluidos. Si el viaje es superior a los 30 minutos, el precio es de £2 por cada 30 minutos extra. También existe la opción de hacer un memberships anual que tiene un coste de 90 libras.

TAXIS Y UBER EN LONDRES

Los Black Cabs o “taxis negros” de Londres son una de las alternativas más cómodas para moverse por la ciudad, pero también una de las más caras. Se pueden coger tanto a pie de calle como en cualquiera de las paradas habilitadas, y cuentan con una capacidad para 5 pasajeros. Para saber si están libres, sólo hay que fijarse en que la luz amarilla esté encendida.

El precio del trayecto dependerá del día, la hora y la duración. También hay que tener en cuenta que existe una serie de suplementos que se aplican por reserva telefónica, por recogida en el aeropuerto de Heathrow, en Navidad y Año Nuevo, y por pago con tarjeta.

Otra opción similar disponible en Londres es Uber. Se trata de una app con la que solicitar vehículos privados con conductor y algo más económica que los Black Cabs. A través de esta aplicación el usuario sólo tiene que indicar la dirección de recogida y el tipo de coche que desea. En este caso, el precio del trayecto dependerá del vehículo seleccionado y de la oferta y demanda que exista en ese momento.

Además, Uber en Londres cuenta con un servicio llamado UberPOOL, con él que el usuario comparte el coche con otros viajeros que soliciten una ruta similar. Esto hará que el precio sea algo más bajo que el servicio regular, aunque el tiempo del trayecto es posible que sea algo mayor, ya que se realizarán otras paradas.